BIENVENIDOS A MARTE


CUEVAS del Almanzora, pueblo almeriense de algo más de 11.000 habitantes, parece estos días estar más cerca de Marte que ninguno de los puntos geográficos existentes a lo largo del planeta Tierra. Los millones de kilómetros existentes entre el planeta rojo -ahora al parecer azul- y el municipio cuevano han quedado reducidos a prácticamente nada, sobre todo mentalmente, gracias a un mineral 'made in Spain' formado por sulfato de hierro hidratado, de nombre jarosita y cuyas propiedades han podido determinar de forma definitiva, la existencia de agua en Marte.

Lo curioso es que dicho mineral fue descubierto siglos atrás en el barranco Jaroso de Cuevas del Almanzora por August Breithaupt, que en 1852 determinó dicho hallazgo. De esta forma, el barranco Jaroso vuelve a revelarse al mundo, como ya lo hiciera en 1838, como 'El Gran Filón', aunque en esta ocasión, en vez de plata, de jarosita.


 

No deja de ser anecdótico que el mineral que determine la existencia de agua en Marte fuera descubierto siglos atrás en una tierra como la Cuevas del Almanzora que, en la actualidad y junto a otros pueblos del Levante almeriense, lucha por reivindicar agua para erradicar el déficit hídrico existente.

También ha causado curiosidad el anuncio realizado por la NASA sobre la existencia de agua en Marte y la conexión de Cuevas en ello. En las calles, mercados y bares de la localidad no se habla de otra cosa e incluso se bromea con el hallazgo y la relación que con el municipio cuevano, concretamente con el barranco Jaroso.

Jarosita, una incógnita

Domingo Delgado García es uno de los vecinos que trabajó, al igual que muchos de los cuevanos de su edad, en las minas que se extendieron a lo largo de Sierra Almagrera, sobre todo tras el descubrimiento de la plata nativa del Jaroso.

A sus 72 años, Domingo Delgado nos recibe en su casa, situada en el barrio de
Los Lobos
, justo enfrente del barranco y Sierra Almagrera, que domina el horizonte. Desde la puerta de su vivienda se puede ver a lo lejos, casi de forma diminuta, algunas ruinas que, según afirma Domingo, son parte del legado minero de aquella época (1838).



 

Sus recuerdos de niño y los relatos de sus antepasados dejaron en Domingo Delgado una memoria viva del momento de esplendor que Cuevas del Almanzora vivió hace dos siglos, gracias a la revolución de la industria minera.

Una época dorada que, también conocería posteriormente, ya que Domingo trabajó en las Minas de Almagrera, aunque en el exterior. Sería en 1950 cuando desempeñaría esa labor durante aproximadamente una década, encontrándose en ese momento la actividad minera centrada en la realización del túnel que atravesaría la Sierra y cuyo trazado es de cerca de 4 kilómetros.

«Trabajé durante cerca de diez años en los lavaderos, donde llegaba sobre todo plomo y barita», explica Delgado, quien, además, aseguró que bastantes décadas atrás «el barranco se cerró por quedar la zona inundadas de agua».

No obstante, durante aquellos años, Delgado asegura que «nunca oí hablar de la jarosita. Aquí siempre se ha extraído plata, plomo y barita», metal este último utilizado para realizar porcelana y en la carrocería automovilística.



 

Asegura que «en estos días compañeros tuyos me contaron que el barranco se podía llamar del Jaroso por el mineral, y yo siempre he dicho que es algo que ésta ahí, pero que ciertamente en el pueblo desconocemos, puesto que hace muchos años de la producción de las minas del barranco».

Asimismo, señala que «al barranco siempre vino gente después de acabarse la producción minera, pero nunca pensé que pudieran venir a determinar la existencia de este mineral o en busca del mismo».


Reconocer su historia

Por su parte, el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo, reconoce que «conocíamos que en la zona existía plata, plomo y oímos hablar de este mineral, pero no imaginábamos que, al final, adquiriera tanta importancia en el mundo».

En este sentido, Caicedo asegura que «en el consistorio estamos sorprendidos con la noticia y la valoramos positivamente, puesto que ello nos permitirá seguir reivindicando el acondicionamiento de esta zona minera para que pueda ser visitada, ya que en la actualidad es peligroso debido a la existencia de pozos».

Precisamente, en este sentido, el máximo edil de Cuevas del Almanzora recomienda a aquellos que, llamados por este hallazgo, acudan a la zona, que «extremen todas las precauciones, ya que se trata de una sierra muy peligrosa. De ahí que pidamos que suban a ella con personal especializado o que conozca bien la sierra, ya que debajo de los matorrales existen pozos muy profundos».

El ayuntamiento, ante la 'revalorización' de la jarosita, «se ha puesto en contacto con varias empresas para reconocer esta zona minera, que fue un emporio de riqueza en toda España. Una época que dejó un patrimonio cultural e histórico muy importante en Cuevas», aduce el alcalde.

La propuesta que el alcalde viene planteando es la de crear un gran parque temático. Para ello, dice Caicedo «es necesario el acondicionamiento de la zona. Algo en lo que estamos trabajando desde hace años y que esperamos impulsar de nuevo con este nuevo hallazgo, ya que la sierra guarda un gran legado minero».

 

FOTOS (LOS LOBOS: OASIS DE ALMERIA): BLAS GUEVARA MARTINEZ
TEXTO Y FOTOS (EL IDEAL):/JAVIER NAVARRO / CUEVAS DEL ALMANZORA

Artículo publicado en IDEAL DE ALMERIA el Martes, 9 de marzo de 2004.